sábado, 26 de julio de 2014

Adios Maestro




Por  Alfonso Ramos Mansino

Estoy, triste, muy triste. Bergonzi me ha acompañado en tantas y tantas audiciones en casa, ha sido tan grande mi admiración y lo que he disfrutado con su arte!. Es uno de los cantantes que los has llevado desde la juventud escuchando y fomentando un cariño muy especial. Recuerdo que las tres primeras óperas que compré, a finales de los 70: La Traviata, Aida y La Boheme, Carlo Bergonzi era el tenor de todas ellas y ya entonces se despertó una gran admiración hacia el.

Tuve la dicha de poderle escuchar en directo una vez. Fue en la iglesia del Carme del Castillo de Peralada, agosto de 1990, en un recital acompañado al piano por Vincenzo Scalera. Era ya un Bergonzi muy otoñal pero la clase, el fraseo y el empaste de su voz estaban allí intactos. 

Ahora, tras su fallecimiento solo queda desearle que descanse en paz y darle las gracias por su maravilloso arte y su grandeza canora, que tantas horas de felicidad nos ha dado. Y nos dará, pues queda todo su legado, que será eterno.

Gracias maestro! 

Joan Sutherland - Complete Decca Studio Recitals



Hasta la Vista Carlo





AFINA TUS OIDOS