martes, 29 de mayo de 2012

se busca






Massenet - Manon / Cotrubas · Kraus · Quilico · van Dam · Capitole de Toulouse · Plasson


CD1
CD2
CD3

Gerard Souzay GRANDE VOCI


CD

Wagner: Operatic Extracts Wilhelm Furtwängler




CD

PEDRO LAVIRGEN GRANDES MOMENTOS



CD

Fischer Dieskau - Franz Schubert, Die Winterreise Op.89, IX. Irrlicht

Mina-Dicitencelle vuje

Luciano Pavarotti Concert MIX

lunes, 28 de mayo de 2012

¡Lo de diva es ridículo! MONTSERRAT CABALLÉ


Montserrat Caballé: "¡Lo de diva es ridículo! ¿Qué tengo yo de divina? ¡Nada!"




Se cumple el cincuentenario de su debut en el Liceo de Barcelona. Se han celebrado homenajes, conciertos, edición de grabaciones históricas... El mapa de sus éxitos es tan extenso como su repertorio. Pero, más que las conmemoraciones, hoy se diría que lo que le ilusiona sobre todo es la agenda llena de actuaciones hasta 2016. Muchas, con su hija -Monsita-. Esas actuaciones y su nieta, que asiste a esta entrevista en brazos de la secretaria que acompaña desde siempre a Caballé, son un aliciente muy especial en su vida. Y no por los 80 años que va a cumplir enseguida, sino porque esta gran dama del bel canto es así, lo más lejano al tópico de la diva. Una mezcla de sencillez franciscana y realismo payés que parece de otra época.
XLSemanal. Después de 50 años cantando, a usted los nervios ya no le afectarán...
Montserrat Caballé. Claro que sí. Nunca se van, y quien diga lo contrario miente. Subes con muchos nervios, pero sabiendo que vas a servir a un gran artista, el compositor, que ha creado algo mágico que tú no tienes que destrozar por hacer un agudo más largo, o por lucirte con cualquier extravagancia. Vives el personaje, la melodía. Es algo muy especial. Y muy difícil de explicar.
XL. Es una actitud casi religiosa...
M.C. Sí. Salir a un escenario es casi como ir a un altar. Se debe ir con una actitud de respeto hacia la música.
XL. Cuando empezó cantaban Callas, Tebaldi, Horne... Competir con ellas debió de ser duro.
M.C. Yo empecé cantando Mozart y Strauss. Me encontraba cómoda ahí. Yo creía que no servía para el bel canto. Que todo ese «tara-riro-riro...» no lo sabría hacer.
XL. Callas fue quien la convenció para interpretar bel canto...
M.C. Sí. La soprano Joan Sutherland me regaló su partitura de la Norma anotada por ella. Y me dijo: «Te la doy porque esta es una obra para ti». Yo intenté cantarla, y me salía, pero tenía tantas dudas que, estando en París, se lo comenté a María. Nunca se me olvidará lo que me dijo; lo tengo hasta escrito: «Yo canto la Norma como si fuera una Medea. Tú tienes que cantarla como el cisne que Bellini quería. Tienes la voz para hacerla así». Le hice escuchar algunas frases que a mí me costaban. Y me decía: «¡No!, porque quieres darle empuje. No se lo des. Cántalo con tu sonido bello». Y me convenció.
XL. De modo que eran muy amigas...
M.C. Sí. ¿Sabe por qué, admiraciones aparte? ¡Por los dientes! Yo tenía falta de calcio, como ella. Se nos rompían continuamente y compartíamos dentistas.
XL. Y las dos fueron niñas pobres. Usted durmió con su familia en la calle, en la Plaza de Cataluña concretamente...
M.C. Sí, fue después de la guerra. ¿Quién no pasó penurias entonces? Nos sacaron de casa porque no podíamos pagar.
XL. Como pasa ahora...M.C. Sí, pero entonces no había hipotecas, vivíamos de alquiler... Y sí, María también era de familia humilde, y esas cosas marcan. Había una afinidad que no tenía nada que ver con nuestro trabajo. Yo creo que ella me quería mucho como persona. Le decía a mi marido: «No dejes nunca a tu mujer, porque es lo más preciado que ella tendrá. Más que la carrera». Era muy buena persona. La gente no la conocía ni la conoce. Era superencantadora.
XL. No es esa la imagen que se tiene de ella.
M.C. Lo sé. Recuerdo una vez que yo cantaba en el Metropolitan de Nueva York y vino a verme a escondidas, entre bambalinas. Me dijo que no iba a butacas porque se armaría un escándalo.
XL. Esa leyenda que circula sobre los celos y las zancadillas entre divas el odio entre Tebaldi y Callas, ¿es cierta?
M.C. No. Es leyenda. Yo he estado con las dos: Renata admiraba la voluntad y la fuerza de María; y María admiraba la dulzura y los pianos de Renata. Lo que pasa es que Callas se tomaba los ensayos muy en serio. No admitía bromas ni distracciones. Eso le creó fama de dura.
XL. ¿Qué hace falta para ser una gran diva?
M.C. Nada. Cuando amas tu profesión, no esperas nada. Solo que guste.
XL. ¿Y no le gusta que la consideren una gran diva?
M.C. Ay, no ¡Es ridículo! 'Diva' viene del griego, quiere decir 'divina'. ¡Ya me dirá usted que tengo yo de divina! Nada. Es algo que te atribuyen los demás, pero no tiene nada que ver conmigo. Es como el fútbol, esa rivalidad entre el Barcelona y el Madrid. A mí me encanta el fútbol, ¡pero me encanta ver jugar, no que se peleen! Y yo soy del Barça, pero nadie me quita que me encante Casillas, porque es uno de los mejores porteros del mundo. Y, además, humilde.
XL. En la ópera actual, el verdadero divo se diría que es el director de escena...
M.C. Hoy en día, según dicen, la interpretación tiene que ir hacia el siglo XXI o XXII. De modo que hacen mover a los artistas de forma distinta a la escrita por el compositor. Eso es muy complicado. Hay directores de escena muy modernos que lo hacen muy bien. Yo hice unaSalomé con Bob Wilson, en la Scala, inolvidable. Pero tampoco he visto tantas versiones de esas. Con todo, me parece bien que se programen cosas actuales en los teatros de ópera, como La vida y muerte de Marina Abramovic.
XL. ¿Le gusta Mortier, que está al frente del TeatroReal de Madrid?
M.C. Nunca he trabajado con él, supongo que nunca fui santo de su devoción. Pero creo que está muy seguro y quiere innovar. Y eso merece admiración, porque se necesita mucho coraje para dirigir un teatro de ópera y poner eso en escena. No todo el mundo tiene el valor de hacerlo.
XL. No es fácil atraer al público joven a la ópera. Ahora, el físico de las cantantes emociona tanto como la música...
M.C. ¡Sobre todo en los desnudos!
XL. Antes, todos los cantantes -hombres o mujeres- eran muy corpulentos. Pero ahora a usted seguramente la habrían mandado al quirófano...
M.C. Es que ahora quieren figurines de pasarela, alguien que canta, que actúa, que hace lo que sea. Yo recuerdo en Baile de máscaras que al principio estaban todos sentados en el váter, leyendo el periódico. Y en el número santo del cementerio, ella tenía que hacer el acto sexual con una persona echada en el suelo. Cantar el aria mientras, perdone la expresión, la estaban jodiendo.
XL. Anna Netrebko comentó que una Traviata entrada en kilos no podía emocionar a nadie... Que Caballé era la excepción.
M.C. ¿Eso ha dicho? De todas maneras, me parece que tiene que ser muy decepcionante para una joven cantante que empieza salir al escenario después del esfuerzo, de tanto tiempo aprendiendo, y encontrarse con que lo más interesante es su cuerpo.
XL. Pero se prestan...
M.C. Es que, si no, no tienen trabajo. Todo es un poco hollywoodiano hoy en día.
XL. Usted ha cantado con los más grandes...
M.C. Con Plácido, Luciano y Carreras. Son los tres tenores de mi vida. He cantado con ellos todo el repertorio habido y por haber. Y no podría escoger entre uno y otro. Cada cual tenía su forma de hacer. Pero los tres se entregaban mucho. Por eso, me sentía tan cómoda con ellos.
XL. ¿Su marido nunca ha tenido celos?
M.C. No. Solo le molestaba que me gustara tanto cantar con Zubin Mehta. Y que cantáramos mañana, tarde y noche. Pero son íntimos amigos. Y él nunca ha sido celoso. Solo le entristecían las largas ausencias, como a mí.
XL. Creo que cuando vivía en Estados Unidos, llamaba a su casa para preguntar si habían parido los cerdos...
M.C. Sí, y las vacas también. En esa época no había móviles. Pedíamos la conferencia y había que esperar lo suyo para poder hablar. Yo preguntaba: «¿Cómo están los niños?, ¿han comido bien?», porque nosotros quisimos que estudiaran en España. Vivían mis padres y cuidaban mucho de ellos. Pero, aunque estuviéramos separados, ¡fueron años tan maravillosos! Porque estábamos unidos. Mi único miedo era que, cuando volviera, no me conocieran lo suficiente.
XL. Parece que no ha habido momentos malos para usted en el mundo de la ópera.
M.C. Un momento muy difícil fue en Norma, dirigiendo Lavelli. Yo tenía que cantar la Casta Divasubida encima de una tanqueta con una metralleta al hombro. Dije: «Esto no lo hago». Entonces me pusieron un proceso, porque yo dije que la cantaba en una esquina; que hacía la voz, pero que el personaje lo interpretara otra. Y gané el juicio. No te pueden obligar a hacer una cosa que va contra la obra en sí.
XL. ¿El público cambia de un país a otro?ç
M.C. No. Lo que cambia es la manera de manifestar su entusiasmo. Unos aplauden, otros patean. En Rusia se suben al escenario y te inundan de flores. Y los japoneses también se suben. Allí es muy exagerado porque te cogen del traje, lloran... Yo al principio me asusté.
XL. ¿Y qué le gusta oír para relajarse?
M.C. A Haydn. Porque te eleva, te da paz. Siempre lo he escuchado. También a Bernstein.
XL. ¿Y de lo más actual?
M.C. Me gustó cantar con Freddy Mercury, con Danny Kaye, con Sinatra... De jovencita, me encantaba Elvis Presley, por el ritmo. Y, ahora, Carlos Cano, Raphael, Serrat...
XL. Lo que no cambia para un cantante, cualquiera que sea el escenario, es el calor del público. Eso debe de ser insustituible, ¿no?
M.C. Sí, lo es. Yo, desde luego, mientras tenga voz, no pienso retirarme. La gente está empeñada en que hace muchos años que canto y que tendría que hacer solo algunos bolos. Pero los próximos tres años los tengo llenos. Vamos a Shanghái, Brasil, Japón... Una larga tournée por Ucrania y Rusia.
XL. Callas la nombró su sucesora.
M.C. Era una exagerada. A ella no la podía suceder nadie, era única.
XL. Y a usted, ¿quién puede sucederla?
M.C. Ainhoa Arteta. Es espléndida, con una voz maravillosa y una gran técnica. Como me pasó a mí, la patria a veces reconoce a los suyos tarde.

SE BUSCA (LUISA MILLER,CABALLE Y PAVAROTTI)


VIVA LA DIVA - MONTSERRAT CABALLÉ


CD

La Nilsson: Birgit Nilsson Sings Wagner


CD1
CD2



Disk: 1
1. Nun zäume dein Roß - Hojotoho
2. Johohoe! Traft ihr das Schiff im Meere an
3. Dich, teure Halle, grüß ich wieder
4. Dies alles hab' ich nun - Ich sah das Kind
5. Ewig war ich, ewig bin ich
Disk: 2
1. Schläfst du, Gast?
2. Starke Scheite schichtet mir dort
3. 1. Der Engel
4. 2. Stehe still
5. 3. Im Treibhaus
6. 4. Schmerzen
7. 5. Träume
8. Wie lachend sie mir Lieder singen
9. Mild und leise wie er lächelt 

ITALIA TI AMO - PLACIDO DOMINGO



CD


GRACIAS  LUISITO  POR EL APORTE  Y  A LOS QUE LO TENIAN Y NO LO QUISIERON PASAR  HAY ME LA SALUDAN ...

CABALLÉ GOTICA




La ciudad de Leipzig, en el este de Alemania, vuelve a ser por Pentecostés epicentro de lo oscuro al acoger una nueva edición del festival gótico más importante del mundo, en el marco del cual actúa hoy la soprano española Montserrat Caballé.
El programa de la presente edición del "Wave-Gothik Treffen" (encuentro gótico wave), al que se prevé asistan más de 20.000 seguidores de este movimiento subcultural, incluye actuaciones de más de 200 bandas que, en distintas localizaciones, ofrecerán una muestra del amplio abanico de estilos dentro del gótico.
Como ya es tradicional, las actuaciones más oscuras, de grupos como Project Pitchfork, Mono Inc. y Love is Colder than Death contrastarán con los conciertos de música clásica y el recital de la diva operística catalana, que tendrá lugar en el teatro de la ópera de Leipzig.
Además de música, el festival ofrece ponencias y exposiciones, así como dos mercados medievales.
De viernes a lunes, bajo un sol radiante y temperaturas veraniegas, según prometen los meteorólogos, las calles de Leipzig estarán tomadas como cada año por miles de personas vestidas de negro y disfrazadas de los más diversos estilos, como wave, gótico, fetiche, visual kei y neoclásico.
El festival, que tiene lugar cada año desde 1992 en Leipzig coincidiendo con el fin de semana largo de Pentecostés, celebra en esta ocasión su 21 edición.








GOTHIC CABALLÉ

Die Stadt Leipzig im östlichen Deutschland, noch einmal für Pfingsten Epizentrum der Dunkelheit zu begrüßen ein neues Gothic-Festival der Welt, innerhalb dererbetreibt derzeit die spanische Sopranistin Montserrat Caballé.

Das Programm dieser Ausgabe von "Wave-Gothik Treffen" (Wave-Gotik-Treffen), die mehr als 20.000 Fans an dieser subkulturellen Bewegung bietet, beinhaltetLeistungen aus über 200 Bands an verschiedenen Ortenbieten eine Stichprobe von breiten Palette von Stilen innerhalb der Gotik.

Wie üblich, ist die dunkelste Aktionen von Gruppen wie Project PitchforkMono Inc. und die Liebe kälter als der Tod Gegensatz zu klassischen Konzerten undOperndiva Erwägungsgrund von Katalonien, im Opernhaus statt Leipzig.

Neben der Musik bietet das Festival Vorträge und Ausstellungen sowie zweimittelalterliche Märkte.

Von Freitag bis Montag, strahlender Sonnenschein und sommerlichen Temperaturen, wie von den Meteorologen versprochen, werden die Straßen vonLeipzig wie in jedem Jahr Tausende von Menschen in Schwarz gekleidetgenommen werden und verkleidet die unterschiedlichsten Stile, wie Wave, Gothic, Fetisch, visuelle Kei und neoklassizistischen.

Das Festival, das jedes Jahr stattfindet seit 1992 in Leipzig, zeitgleich mit demlangen Pfingstwochenende feierte seine 21. Auflage dieser Zeit.

Puccini: Madame Butterfly victoria de los angeles, Gabriele Santini, Silvia Bertona, Jussi Bjorling, Paolo Caroli




cd1
cd2

sábado, 26 de mayo de 2012

Sutherland La stupenda



CATS



CD
CD2

NOMAS NO

De plano a nadie le interesa dar su opinion acerca de lo que subo  , ¿han visto que eso cuadrito al final que dicen exelente,bueno y chafa?  la idea es que den su opinion acerca del disco ,  ya no pido comentarios  solo pido eso , por que no la chinguen  , ni comentarios ni nada ,¿ pues de que se trata?.

jueves, 24 de mayo de 2012

KRAUS EL ULTIMO CONCIERTO




CD

Leoncavallo: Pagliacci maria callas Tito Gobbi, Tullio Serafin, Chorus & Orchestra of La Scala, Milan



cd

Maria Callas - The Passion of Callas

CD1
CD2





Passion I
01 Una voce poco fa from Il Barbiere di Siviglia, '(The) Barber of Seville'
02 I vespri Siciliani, '(The) Sicilian Vespers': Mercè, dilette amiche (Bolero)
03 Gianni Schicchi: O mio babbino caro
04 La Bohème: Sì. Mi chiamano Mimì
05 Rigoletto, ATTO PRIMO/ACT 1/ERSTER SKT/PREMIER ACTE, Scena seconda/Scene 2/Zweite Szene/Deuxième Scène: Gualtier Maldè ...Caro nome)
06 La Traviata: Ah, fors'è lui
07 Lakmé: Où va la jeune indoue (Bell Song)
08 Faust: Un bouquet!...Ah! je ris (Jewel song)
09 Samson et Dalila: Samson, recherchant ma présence...Amour! viens aider ma faiblesse!
10 Carmen, Act 1: L'amour est un oiseau rebelle (Habanera)
11 Mignon: Ah, pour ce soir...Je suis Titania (Polonaise)
12 Alceste: Divinités du Styx
13 Norma: Casta Diva
14 Macbeth: La luce langue
15 Turandot: In questa Reggia

Passion II
01 Tosca, Act Two: Vissi d'arte (Tosca)
02 Madama Butterfly, Atto Secondo: Un bel di vedremo
03 Suor Angelica, 'Sister Angelica': Senza mamma, O bimbo
04 La Wally: Ebben?...Ne andrò lontana
05 Andrea Chenier: La mamma morta
06 Il Trovatore, ACT 4 Scene 1: D'amor sull'ali rosee (Leonora)
07 Il Pirata: ... Col sorriso d'innocenza (Act 2)
08 Ernani: Surta è la notte .... Ernani! Ernani, involami
09 Aida: Ritorna vincitor (Atto I)
10 Carmen: Carreau! Pique! (Card Scene)
11 Don Giovanni K527: In quali eccessi, O Numi!...Mi tradi quell'alma ingrata
12 Don Carlo: Tu che le vanità
13 La Gioconda, Act 4: Suicidio!
14 Manon Lescaut, ACT 4: Sola, perduta, abbandonata






Manuel Penella - El Gato Montés


CD1
CD2

martes, 22 de mayo de 2012

se busca

 yo lo tenia y lo habia subido pero ya no lo encuentro    creo  que se perdio , please  pasanmelo  es de mis favoritos


viernes, 18 de mayo de 2012

ADIOS MAESTRO


Dietrich Fischer-Dieskau, barítono que definió una era musical







De los grandes cantantes del siglo pasado, Dietrich Fischer-Dieskau fue uno de los barítonos más sobresalientes. Seguramente el mejor intérprete de lieder del que hay grabaciones. En este género dominaba un enorme repertorio de más de 3.000 piezas, que obviamente incluía lo más granado de Schubert, Brahms o Schumann, además de otras decenas de compositores. Queda constancia de su talento en una amplia colección de discos. Uno de sus ambiciosos proyectos fue la grabación, con el pianista Gerald Moore, de buena parte de la ingente producción lírica de Schubert. Destacan aquí sus nueve grabaciones delWinterreise [Viaje de Invierno]. Joachim Kaiser, el más influyente crítico musical alemán, escribió en el Süddeutsche Zeitung hace cincuenta años que “con Fischer-Dieskau, el crítico más crítico obtiene lo que anhela, casi siempre en vano y en secreto: se desarma”. Por fin, decía Kaiser, “se puede admirar sin reservas”. En aquellos años, el barítono berlinés triunfaba en todo el mundo e incluso fue portada del semanarioDer Spiegel. Aún no había cumplido 40 años.
Los encomios a su talento rara vez abandonaron el terreno del superlativo. Era “el cantante por antonomasia”, un “genio de la declamación” (Frankfurter Allgemeine Zeitung) de “rarísima maestría”(New York Times). La soprano Elisabeth Schwarzkopf, otra de las intérpretes que marcaron el último siglo, fue aún más lejos; para ella, Fischer-Diskau era “un dios que no carecía de nada”. Su figura en el escenario era imponente, con sus casi 1,90 metros de altura y cercana a los cien kilos de peso, era una presencia rotunda en el escenario. Decía que cantar un ciclo de lieder es tan agotador como una ópera de varias horas. Cuando cantaba en directo, la audiencia podía renunciar al libreto gracias a su entonación precisa y su articulación de las palabras. Y eso no solo alemán, italiano, francés, o inglés, sino también en ruso, hebreo o húngaro, lenguas todas en las que grabó.
Actuó a las órdenes de directores como Daniel Barenboim, Christoph Eschenbach y Claudio Abbado
Escuchar un ciclo cantado por Fischer-Dieskau es escuchar, también, la historia que cuentan las canciones. La desolación de sus primeros Winterreisen, que interpretaba con la energía de una voz joven, dejan la impresión de que se está escuchando al narrador de los poemas, alguien que no interpreta una partitura sino que está cantando la verdad y sabe muy bien por qué la canta. Resulta asombroso cómo mezclaba contención, precisión y convicción, sin que ninguna de esas cualidades fuera en detrimento de cualquiera de las otras.
Fischer-Dieskau nació en Berlin en 1925. Era el pequeño de tres hermanos. Su padre era filólogo clásico y su madre, maestra. Ambos reconocieron el talento del niño y apoyaron sus ambiciones musicales. Cuando nació, la familia aún se llamaba solo Fischer, pero en 1934 añadieron Dieskau al apellido para recordar a un antepasado aristocrático al que Bach dedicó una cantata.
En 1943, la Wehrmacht sacó al joven estudiante del conservatorio de Berlín y lo envió al frente oriental de la II Guerra Mundial. Cuidaba caballos en el aparato logístico del Ejército nazi. Tuvo la suerte de que lo redestinaran al frente italiano, donde fue hecho prisionero por los estadounidenses en 1945, poco antes de que Alemania se rindiera incondicionalmente. Como sus padres, los vencedores se percataron del talento del joven y le pedían que cantara para otros presos en escenarios improvisados sobre vehículos de combate. Se ha dicho que ese talento fue, no obstante, un obstáculo para su liberación. Tanto gustaban sus cantos que los captores intentaron alargar su estancia en prisión todo lo que pudieron. Volvió a casa en 1947.
A los 22 años regresó a sus estudios en el conservatorio. Muy poco tiempo después, triunfó con su interpretación del Deutsches Requiem de Brahms. En 1947 grabó su primer Winterreise con Gerald Moore, que sería su acompañante durante años. Su primer papel operístico fue en el Don Carlos de Verdi, en la Deutsche Oper de Berlín, en 1948. Empezó a postularse para otros papeles, como el de Papageno en La flauta mágica de Mozart. Pronto se convirtiría en uno de los embajadores culturales de la Alemania Occidental por medio mundo. Según recuerda el FAZ, “aquellos artistas representaban la nueva Alemania democrática y su trabajo anunciaba que siempre hubo otra Alemania mejor cuya cultura perteneció a todo el mundo.”
También fue uno de los grandes intérpretes de Wagner. Son recordadas su representaciones en Bayreuth, la meca wagneriana. También cantó en casi todos los palacios de ópera más célebres y cotizados de mundo: Viena, Salzburgo, Nueva York… En la ópera de la capital austríaca fue la estrella del famoso Falstaff dirigido por Luchino Visconti. Fue, además, uno de los intérpretes clásicos con un mayor número de grabaciones.
Cuenta la violinista de la orquesta de Granada Isabel Mellado que, cuando lo acompañó junto a la Orquesta de la Ópera bávara en una gira japonesa hará más de 20 años, se decía que Fischer-Diskau nunca cantaría de nuevo el Deutsches Requiem de Brahms. La “voz madura del cantante ya mayor, a punto de retirarse, entonaba el Réquiem con una emoción que hizo llorar a algunos músicos en el escenario”. Su última interpretación fue un aria de Falstaff en una gala de Nochevieja de 1992, en Múnich.
Se insiste mucho en Alemania en que no se debe reducir a Fischer-Diskau a sus interpretaciones de lied. Se recuerda entre sus papeles operísticos el estreno del Rey Lear de Aribert Reimann, en 1978. También escribió varios libros y dio clases en la Universidad de Las Artes de Berlín, entonces llamada HDK. Además, era aficionado a la pintura. Al final de su vida adoptó una postura crítica con las nuevas puestas en escena de algunas óperas y con el desarrollo del canto. Recientemente se quejó de que los jóvenes escucharan poco a los cantantes anteriores: “a veces me parece que he vivido para nada.”
En 1949, Fischer-Dieskau se casó con la cellista Irmgard Poppen, que murió en 1963 al dar a luz a su tercer hijo. Su cuarta esposa desde 1977, Júlia Várady, se encargó de anunciar su muerte este viernes, en su casa de Berg, junto al lago de Starberg, en Baviera. Tenía 86 años.

Boris Christoff: Italian Opera Arias




CD

AFINA TUS OIDOS